Aprende a diferenciar, Café en grano vs. Café soluble ¿cuál es el mejor?

La comparativa entre el café en grano y el café soluble siempre existió. Hay quienes se preguntan por la opción más saludable, otros por la más sabrosa y están aquellos que piensan sobre todo en términos de practicidad.

Por supuesto que, si hablamos de tipos de café, el café en grano es el que se lleva toda la atención, porque siempre ha sido el más popular, aquel que mejores opiniones genera entre los amantes de esta bebida. Ahora bien, al momento de pensar en la taza de café recién servida ¿importa mucho si es en grano o soluble?

cafe-en-grano

Al parecer sí y algunas de las razones las esgrimimos a continuación:

Diferencias entre el café en grano y el café soluble

Para empezar, el café en grano se caracteriza por conservar su forma pura, dado que el proceso es de extracción natural, es decir que no atraviesa por ningún proceso de industrialización. Mientras que, por otro lado, el café soluble se obtiene, como vimos antes, luego de un proceso industrial, en el que colaboran incluso algunos productos químicos para colaborar en la conservación y así dura por más tiempo.

Otra diferencia entre ambas alternativas es la calidad, dado que el café en grano se elabora con granos de alta calidad, conociéndose siempre el tipo de grano que se está comprando. En el café soluble suele haber una mezcla de distintos tipos de grano, tanto de alta, como de baja calidad, por ello se pone en tela de juicio sus propiedades, en comparación con la primera opción.

Finalmente, encontramos una tercera diferencia, porque el café en grano mantiene todas sus características naturales, gracias a que en el proceso que se realiza para llevar el producto al mercado, no hay un tratamiento industrial, es decir que es casi en un 100%, una alternativa natural. En cambio, el café soluble se prepara con métodos industrializados y por ello, muchas de las características naturales se pierden en el proceso.

¿Cómo se produce el café soluble?

Mientras que sabemos que el café en grano es la versión más natural del café, en cuya preparación sólo es necesario el molinillo de café, por ejemplo, al pensar en el café instantáneo o soluble, tenemos que tener en cuenta un tratamiento más complejo.

En la producción del café soluble se utilizan dos procesos diferentes: la liofilización y el secado por aspersión.

Más allá de esta distinción, para llegar a cualquiera de ellos, primero tienen lugar otras cuestiones. En ambos casos el café se tuesta a temperaturas de entre 190 y 210 °C. Luego, se procede con la tarea de molido, extrayéndose los sólidos solubles con agua caliente, un procedimiento que se denomina extracción sólido – líquido. El líquido que se obtiene de esta operación se llama extracto y se centrifuga, para luego eliminar el agua por etapas.

En el proceso de liofilización, el extracto se seca por congelación a bajas temperaturas y luego se sublima el agua a bajas presiones. En el proceso de secado por aspersión se utiliza una cámara de secado, donde se atomiza el extracto y se pone en contacto con aire caliente.

Ahora que ya conoces más de cerca ambas opciones ¿con cuál de las dos te quedas? En Productos del Café encontrarás una gran variedad de café en grano o soluble. ¡Elige la que más se adapte a tus necesidades!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies