Aprender a Comer Sano

La alimentación es una parte fundamental que nos permite obtener los nutrientes para un adecuado crecimiento y desarrollo desde niños. A medida que crecemos la alimentación constituye un pilar que nos permite realizar todas las actividades de la vida diaria.

Aprender a comer sano no es fácil, requiere de la adquisición de hábitos saludables enseñados por nuestros padres.

 

El primer punto para aprender a comer sano es identificar cuales son los alimentos más saludables, dentro de los que se destacan las frutas, verduras, vegetales y cereales. Los mismos aportan gran cantidad de vitaminas, minerales y oligoelementos que el organismo requiere para un funcionamiento óptimo.

 

También hay que reconocer cuales son los alimentos más perjudiciales para la salud, destacándose las grasas y la sal. Estos alimentos son ingredientes de múltiples preparaciones, motivo por el cual se deberán evitar todas aquellas recetas que la contengan en una proporción inadecuada.

 

Un aspecto para aprender a comer sano es saber combinar los alimentos a lo largo de las cuatro comidas diarias recomendadas.

 

Utilizar la formula “menos grasa es igual a más vida”, Evitando comer embutidos, carne con grasa, los alimentos fritos o frituras, ya que todos estos aumentan considerablemente nuestro colesterol y pueden ser perjudiciales para nuestro corazón.

 

También evitar el exceso de carbohidratos malos, como refrescos, dulces, jarabes, cereales refinados, postres, repostería y alimentos hechos de harina refinada o azúcar

 

Normalmente las personas refieren que desconocen si comen sanamente, el primero aspecto es que se deberá registrar todo lo que la persona consume en un día. Esta primera recopilación permite tener un insumo para valorar la ingesta diaria de la persona, para luego analizar si la combinación es saludable.

 

Hay que tener en cuenta que los requerimientos energéticos y proteicos varían a lo largo de la vida del individuo y en la etapa en que se encuentre, siendo necesario hacer ajustes para cubrir las necesidades energéticas.

 

Otro consejo es que son muy importantes los líquidos de los cuales hay que tomar al menos dos litros de agua diaria y evitar en lo posible ingerir bebidas que contengan mucha azúcar, alcohol o cafeína

 

Aprender a comer sano es una tarea que debe realizarse día a día a lo largo de nuestra vida como forma de vivir más saludablemente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR