Aprender a cuidarse durante el Embarazo

El embarazo es un periodo normal y deseado de la mujer, en que dentro de su útero se está desarrollando un nuevo individuo. Durante esta etapa la mujer sufre una serie de cambios además de que deberá realizar ciertas modificaciones como forma de cuidar al máximo la salud de su hijo.

Lo ideal es que el embarazo sea una etapa que sea planificada por la pareja, de esta forma la mujer previamente puede lograr su peso ideal. Durante el embarazo no se debe realizar ninguna dieta para adelgazar porque es perjudicial para el bebé.

Además de forma previa a la concepción es ideal el abandonar el hábito de fumar, llevar una alimentación saludable, con una buena cantidad de frutas, verduras y cereales, disminuyendo el aporte de grasas perjudiciales para la salud.

Es deseable un adecuado aporte de ácido fólico y hierro los meses previos a la búsqueda de un embarazo. El ácido fólico administrado previamente y durante los primeros meses del embarazo disminuye la incidencia de malformaciones congénitas en el bebé. El aporte de hierro disminuye la probabilidad de anemia en la madre y un menor desarrollo de déficit intelectual en su bebé.

Con una buena alimentación es posible el aporte de las cantidades adecuadas de hierro y ácido fólico, pero el médico podrá indicar comprimidos que aportan ambos elementos vitales, complementando el aportado por la dieta de la madre.

Durante el embarazo la madre podrá realizar todas las tareas habituales hasta semanas previas del nacimiento, si tiene todos los controles del médico. En algunas situaciones el médico podrá indicar reposo de forma previa, e incluso en algunos casos el reposo absoluto en cama. Esta situación ocurre la menor proporción de los casos.

La mujer embarazada no puede realizar tareas de esfuerzo ni trabajos que impliquen una gran demanda psíquica. El estrés continuo es un gran enemigo de un embarazo saludable. Algunas mujeres disminuyen su horario laboral o solicitan traslado a una tarea menos estresante.

La embarazada debe evitar lugares que tengan cualquier tipo de contaminantes, tanto polvo, como productos químicos e incluso radiaciones.

La alimentación de la embarazada ocupa un lugar destacado, la misma debe ser abundante en cantidad además de variada. La dieta debe incluir de todos los tipos de alimentos, así nos aseguraremos que se incluyen todos los tipos de nutrientes, tanto los macronutrientes como los micronutrientes. Todas las vitaminas, minerales y oligoelementos deben aportarse para que el bebé los tenga a disposición para su completo desarrollo físico y mental.

El consumo de alcohol u otras sustancias psicoactivas debe evitarse durante todos los meses del embarazo, ya que sus contaminantes circulan por la sangre materna y atraviesa la placenta rápidamente.

La embarazada debe tomar en cuenta los cuidados que debe tener durante este periodo para su salud y la de su propio bebé. La pareja deberá estar atenta y cuidarla de toda situación que pueda resultarle perjudicial. Los cuidados de salud durante el embarazo van a posibilitar un mejor desarrollo integral del bebé en el presente y su futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR