Aprender a tener una entrevista laboral exitosa

La mayoría de las personas alguna vez en nuestra vida hemos tenido una entrevista laboral, a algunos nos ha ido bien a otros mal, porque unos si nos preparamos y otros no lo toman tan en serio y la entrevista termina siendo un desastre, pues bien, en esta ocasión vamos a aprender a tener una entrevista laboral exitosa.

Lo primero que debemos de hacer antes de asistir a una entrevista laboral, es estudiar muy bien el puesto por el que queremos competir, investigar sobre la empresa o negocio en el cual ofrecen el puesto o el trabajo que deseamos tener, también practicar frente a un espejo para que te sea más fácil expresarte  y estudies muy bien tus gestos, movimientos, lo cual se conoce como lenguaje corporal y algo muy importante elaborar un buen curriculum vitae sin faltas de ortografía y que contenga lo más relevante de estudios y experiencia laboral, y sobre todo vaya dirigido y tenga algo sobre el puesto que estamos solicitando y por el cual estamos compitiendo.

Debemos tener en cuenta que los entrevistadores evalúan tanto el lenguaje verbal como el corporal y el sensorial, debemos ser muy congruentes en nuestros tres lenguajes. Hay que asistir con vestimenta conservadora y tradicional, lo más presentable y formal posible, en colores negro, gris o azul marino. En cuestión de saludo, debemos saludar al entrevistador de manera convencional y cordial, y esperar a que él tome la iniciativa de extender la mano, no ser el primero en extenderla. Debemos sentarnos derechos, no encovarnos ni sentarnos en el borde de la silla, porque esto refleja inseguridad y el sentarse todo desparramado sería una falta de respeto.

Otra cosa, debemos evitar el uso de muletillas, como el “este”, el “mmm”, etc.,  durante la entrevista hay que ser siempre simpáticos y amigables, y dejar que el reclutador tome la iniciativa. Evitar el manejo corporal ante preguntas incomodas y nunca tocarte la cara porque refleja nerviosismo. Siempre debemos de tener un contacto visual con el reclutador, pero no de una manera agresiva, sonreír de vez en cuando, también hay que mover brazos y manos para no lucir estáticos y tiesos, pero tampoco hay que hacerlo en exageración, y sobre todo tener un buen tono de voz, articular bien, debe haber fluidez en el habla y un buen volumen. Ojalá estos consejos te sean de mucha ayuda para conseguir el trabajo que deseas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR