Aprender a vivir con Diabetes.

La diabetes es una en enfermedad producida por una deficiencia en el páncreas que al no producir la suficiente insulina aumentan los niveles de glucosa en la sangre, existen dos tipos, la diabetes tipo 1 o diabetes infantil que es cuando el organismo no produce insulina y hay que suministrarla de manera artificial y la diabetes tipo 2 o no insulino-dependiente que afecta a personas con sobrepeso o de edad avanzada.

Esta deficiencia en el organismo cada vez se hace más común en personas de todas las edades sin distinción de raza, pero con los cuidados necesarios se puede tener una excelente calidad de vida, de tal manera que es necesario aprender a vivir con diabetes.

En primer lugar debes aprender los riesgos que conlleva el no tener un control adecuado de nuestra glucosa en sangre:

  • Puedes adquirir otras enfermedades relacionadas con el síndrome metabólico como hipertensión, niveles de colesterol y triglicéridos anormales  y obesidad.
  • Daños a los órganos blandos, conocidos como corazón, riñones, hígado, ojos, pies y cerebro.
  • Coma diabético por altos niveles de glucosa en sangre.
  • Hipoglucemia o desmayo debido al bajo consumo de azúcar.
  • Amputaciones en los miembros inferiores e incluso en superiores.
  • Otras enfermedades o deficiencias relacionadas con los niveles incorrectos de glucosa en sangre.

Los niveles óptimos de glucosa que tienes que manejar deben oscilar entre 70 a 110 mg/dl en ayunas y de 90 a 120 mg/dl después de comer o lo que tu especialista te recomiende, también debes cuidar otros niveles como colesterol, triglicéridos, tensión arterial, creatinina y transaminasa.

Tiene que haber un cambio rotundo en tus hábitos, en el caso de la diabetes tipo 2 para que la enfermedad se desarrolle tuvieron que intervenir algunos factores como por ejemplo la edad, obesidad, predisposición genética, el sedentarismo, la alimentación y algunos otros factores relacionados. Por lo tanto es necesario que cambies tus hábitos alimenticios, coma siempre a la misma hora, evites el exceso de azúcar y carbohidratos, lleve consigo algún bocadillo fácil de digerir y que proporcione glucosa de manera rápida (esto debido a que podemos experimentar una baja considerable en los niveles de glucosa y nos puede ocasionar desmayos), consuma alimentos ricos en vitaminas e incluya en su dieta solo productos de origen natural.

Practique ejercicios de manera regular, no es muy necesario mencionar este punto ya que todos sabemos que practicar ejercicios es una de las maneras más económicas de estar sanos.

Conozca su cuerpo, es necesario aprender a notar los síntomas que nos indican que nuestros niveles de glucosa no andan bien, aquí les detallamos algunos ejemplos:

  • Si le da mucha sed, orinadera frecuenta, hambre en exceso, visión borrosa somnolencia e irritabilidad, lo más probable es que se trate de un aumento en los niveles de glucosa (conocido como hiperglucemia).
  • Si te sientes débil, decaído, con mareos, con sudoración fría y perdida de la concentración puede deberse a una disminución fuera de lo normal en tus niveles de glucosa (hipoglucemia).

No todas las personas tienen los mismos síntomas por lo tanto es necesario que los conozcas muy bien para evitar cualquier imprevisto relacionado con estos.

Trate de mantenerse siempre relajado y si tiene alguna duda con respecto a su enfermedad o los síntomas consulte con su médico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies