Cómo combatir el calor

El secreto para combatir el calor no está sólo en cambiar de ropa, sino también en tu alimentación. Aprende las 6 claves de la dieta más refrescante… ¡y mantén el tipo!

Mujeres refrescandose en fuente

REDUCE LAS GRASAS

Intenta comer menos grasas –embutidos, dulces, carnes rojas…– y más hidratos de carbono –arroz y pasta en ensalada y con verduras–. ¡Y ojo con el alcohol! ¿La razón? En verano, tu organismo necesita menos calorías que en invierno para funcionar ya que al hacer calor, le resulta más fácil mantener la temperatura interna de 37º C. Al comer menos, te entrará hambre más rápido. Por eso, debes hacer cinco comidas al día, procurando que trascurran como mínimo dos horas entre ellas.

¡HIDRÁTATE!

Tu cuerpo necesita dos litros de agua diarios para funcionar correctamente, pero en verano debes tomar el doble, a fin de compensar las pérdidas producidas por las altas temperaturas y la sequedad. Lo que más se pierde a través de la sudoración es sodio, potasio y magnesio. Por ello, es preferible que tomes agua mineral en vez del grifo, así como bebidas isotónicas, que te aportarán vitaminas y minerales. También son una buena opción los yogures líquidos, el gazpacho y los zumos de naranja o pomelo… ¡son súper energizantes!

DALE A LAS ENSALADAS

Las verduras crudas son perfectas para mantener el nivel de hidratación corporal y, además, son muy digestivas. ¿Las mejores? El calabacín, la lechuga, el champiñón y el tomate. Combínalas con frutas y pollo, y alíñalas con zumo de naranja. ¡Están deliciosas!

TOMA FRUTA

Melón, sandía, melocotón, albaricoque, cereza, fresa, pomelo… Su elevado contenido en agua te ayudará a reponer líquidos sin provocarte pesadez de estómago.

BRONCÉATE COMIENDO

Para lucir moreno, sólo tienes que comer alimentos ricos en betacaroteno: tomate, zanahoria, calabaza, pimiento…

¡OJO A LOS HELADOS!

No te lances como una bestia a comer helados, ya que están hechos con nata y leches bastante grasas y, además de engordar, provocan pesadez. En su lugar, toma polos de hielo, una zanahoria, pepinillos, un quesito descremado o una infusión. ¡Ánimo!

MENÚ ANTI-RESACA

En verano, las noches de juerga te dejan baldada al día siguiente. Evítalo ¡comiendo!

  • Pura energía. Para reponer fuerzas, procura comer muchos carbohidratos: arroz hervido, pasta con tomate, pan integral… Y de merienda, tómate un yogur con un té.
  • ¡Toma vitaminas! La vitamina C disminuye la tasa de alcohol en sangre y te ayuda a reponer minerales. ¿Nuestra propuesta? Un buen zumo de naranja o un batido de fresas.
  • Cóctel verde. Toma apio, espárragos, verduras de hoja verde y zumo de tomate natural con limón exprimido. Te ayudarán a eliminar el alcohol.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies