Cómo dejar de compararte con los demás

Eres del tipo de persona que no deja de compararse con los demás, es decir, que todo el tiempo estás diciendo “es mejor que yo”, “es que tiene buena suerte”, “Dios le dio mayores capacidades que a mí”, “tiene mejor cuerpo que yo”, “por más que me esfuerce no lograré los mismos éxitos”, y ya estás cansado de sentirte menos siempre, pues esta es la oportunidad para que aprendas a cómo dejar de compararte con los demás, pues la comparación es una acción que sólo consigue desvalorar tu persona, tu trabajo y las capacidades que tienes, al mismo tiempo ocasiona un profundo sentimiento de frustración, ira y tristeza, todo esto es provocado por un sentimiento que se llama envidia, y dura mucho más que una emoción y se sostiene debido a la comparación que la persona hace entre su ser, su tener o su hacer con el ser, el tener o el hacer de otra persona.

compararse

Consejos para dejar de compararte con los demás

Como había comentado hace un momento la envidia es la que provoca que una persona se compare con otra u otras, pero más allá de la envidia está una baja autoestima e inseguridad que no permite que la persona se valore y se ama tal cual es con sus defectos, virtudes y el cuerpo que tiene, ya que muchos de estos pensamientos parten de uno, “él o ella pueden y yo no”, sin embargo existen formas para ayudarte a evitar las comparaciones y alcanzar tu felicidad.

Lo primero que debes hacer es fortalecer tu autoestima o autoconfianza alimentándola con pensamientos positivos, valorándote, amándote y sobre todo aceptándote tal cual eres, con el cuerpo que tienes, las capacidades, habilidades, tus defectos, y cuando amas lo que eres puedes lograr todo en la vida porque tendrás la seguridad que necesitas para realizar las cosas.

Algo que también ayuda mucho es realizar actividades que te conecten y te ayuden a desarrollar tus capacidades y habilidades, como leer, cantar, bailar, hacer ejercicio, dibujar, pintar, inscribirte a talleres de actuación, en fin, algo que te ayude a reforzar tu seguridad.

Con la única persona que debes compararte es contigo mismo, es decir, constructivamente, para que puedas mejorar tu propia versión cada vez que puedas.

Puedes tomar de ejemplo a personas que ya han logrado ser como a ti que gustaría ser, no compitas, no te compares, aprende de ellos, en vez de sentir envidia por esas personas y tener pensamientos negativos como “alguna trampa habrá hecho para lograrlo”, pregúntale como lo logró,  el sentir envidia es algo natural propio del ser humano, pero lo que no es natural es dejar que te afecte tanto en tu autoestima, y en ocasiones hasta sentir odio.

También debes cuidar tu cuerpo y mente, el tener una autoestima alta puede servir como protector contra muchas cosas, también contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Espero estos consejos te sean de gran ayuda y puedas dejar de envidiar la vida de las personas, y mejor te centres en la tuya logrando lo que tanto has deseado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR