Cómo desinfectar una herida

Hoy vamos a aprender cómo desinfectar una herida, pero primero debemos aclarar que una buena desinfección será crucial para una cicatrización óptima. Una herida está infectada cuando puede observarse piel enrojecida alrededor del corte e hinchazón. También es posible sentir aumentos de temperatura y dolor en la zona. Un ojo clínico entrenado puede detectar esos síntomas de infección pero por lo general es posible detectarlos por nuestra propia cuenta en el hogar. Si todavía no estás seguro, puedes buscar otros síntomas más evidentes de infección como por ejemplo la aparición de pus y olor desagradable. Muchas veces nuestras heridas no se encuentran infectadas, sino solamente contaminadas. Esto significa que desde que ha sufrido la herida, la persona no ha ido a recibir atención médica por lo que se presupone que está sucia, contiene gérmenes que posiblemente desencadenen una infección en un futuro cercano. Si eso sucede, la herida puede “cronificarse”, no cerrar bien y la infección puede expandirse. De esta manera es muy obvia la importancia de una desinfección bien realizada.

DESINFECTAR

Cómo hacer una buena desinfección

Para una buena desinfección debemos lavar muy bien la herida en un primer lugar, luego debemos aplicar un antiséptico. Recomendamos disponer de tiempo para que el tónico haga efecto y no utilizar más de un antiséptico a la vez.

El efecto esperado es el comienzo de la cicatrización y una acción antibacteriana. En el caso extremo de heridas crónicas, se debe utilizar estos productos antisépticos con regularidad para terminar con la infección, ya que de otra manera no cicatrizará.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR