Cómo hacer un licuado energizante

Esta receta tiene una capacidad energética muy importante y de nivel bajo en grasas, ideal para consumir luego de una actividad física acelerada. Es rico en proteínas que desarrollan y nutren a los niños. Contiene potasio, fósforo, hierro, sodio, y más. La avena, además, es aconsejable para controlar el colesterol.

licuado de avena y fresas

Licuado energizante de avena y fresas

Ingredientes:

  • Medio plátano
  • Una pizca de canela
  • Una cucharadita de miel
  • Media taza de avena
  • Tres cuartos de taza de fresas
  • Un vaso de leche descremada

Preparación:

Reúne en la licuadora el plátano, la leche, las fresas y licua. Debe quedar una mezcla homogénea. Luego introduce la avena y la miel, y sigue licuando. Cuando se espese, servirlo espolvoreado por encima con canela. Por su consistencia, se aconseja consumirlo de a cucharadas.

Licuado energizante de chocolate y plátano

Este licuado es recomendable consumirlo antes de iniciar algún entrenamiento físico, ya que el chocolate y el plátano generan el aporte calórico necesario para llevarlo a cabo.

Especialmente el plátano es uno de los pocos frutos que poseen cromo, encargado de trabajar con el colesterol, grasas y proteínas, y genera energía para el organismo. También los plátanos son ricos en hidratos de carbono, responsables de la sensación de saciedad.

Ingredientes:

  • Dos plátanos
  • Una taza y media de leche
  • Veinticinco gramos de chocolate negro

Preparación:

Trocear el chocolate y poner a calentar la leche en un bol o cacerola. Agregar el chocolate y remover para que toda la consistencia quede líquida. Luego pasarlo a la licuadora, introducir los plátanos y licuar. Servir y beber, frío o caliente.