Como hacer un pedicura en casa

Generalmente cuidamos las partes más visibles de nuestro cuerpo como las manos, el cabello, el rostro e incluso las piernas. Pero olvidamos que nuestros pies merecen un cuidado muy especial. Has pensado cuánto tiempo le dedicas al cuidado de tus pies.

pedicure en casa

Ánimo y realiza un pedicura en casa

Serías capaz de quitarte los zapatos en este momento y lucir tus pies frente a tus compañeros de trabajo. ¡Ni loca! ¡Jamás!
Para que puedas quitarte los zapatos frente a quien quieras, sin sentirte apenada porque tus pies lucen con callos o desarreglados te enseñaremos cómo hacer un pedicura en casa, para que puedas mantener tus pies cuidados y elegantes.

Muchas veces tenemos poco tiempo como para ir a un salón de belleza y esperar a que te haga una pedicura. O no cuentas con dinero disponible para esto. Siguiendo estos pasos tendrás la oportunidad de consentirte, relajarte y ser creativa al momento de decorar tus uñas.

Además de ahorrarte un poco de dinero. Podrás realizarlo las veces que lo necesites. Solo debes organizar el tiempo más oportuno para que puedas cuidar tus pies con más tranquilidad, así podrás disfrutar del momento y terminar el proceso tranquilamente.

Materiales para pedicura

  • Un balde pequeño, con agua tibia. Toma en cuenta que tus pies queden cómodos.
  • Corta uñas, lima y palito de naranja, este último es para remover la cutícula
  • Una crema hidratante, si tienes una especial para tus pies, excelente. Si no puedes usar la crema de cuerpo.
  • Lima para pies
  • Una toalla
  • Quita esmalte y esmalte del color que prefieras
  • Bolitas de algodón

Recuerda

Utiliza los utensilios que tienes en casa.
Como realizar tu propio pedicura

Paso 1

Inicia por limpiar el esmalte de las uñas. Continua cortando las uñas del pie izquierdo, mejor hacerlo de forma cuadrada, así evitarás que se encarne alguna. Lima y aplica un poco de crema sobre el contorno de cada uña y en el talón. Luego introduce el pie al agua.

Paso 2

Ahora corta las uñas del pie derecho, lima y aplica un poco de crema sobre el contorno de las uñas y el talos. Al terminar coloca el pie en el agua.

Paso 3

Saca el pie izquierdo del agua, retira el exceso con la toalla. Con el palito de naranja remueva suavemente la cutícula, no cortes la cutícula, solamente los pedacitos de piel que se desprendan por la resequedad. Vuelve a remojar este pie.
Realiza el mismo procedimiento con el pie derecho.

Paso 4

Saca el pie, quita el exceso de agua con la toalla y procede con la lima de pies a limar las partes de tu pie que se encuentren con más callosidad y aspereza. Al terminar remoja para quitar los residuos de piel.

Paso 5

Procede a secar tus pies y aplicar la crema en todo el contorno de los mismos. Realiza un ligero masaje para que pueda penetrar mejor la crema.

Paso 6

Después de aplicar la crema, con un pedazo de algodón frótalo sobre cada uña, eliminando así los residuos de crema que quedo en las uñas.

Paso 7

Procede a esmaltar del color favorito. Inicia desde la uña pequeña del pie izquierdo, hacia el pie derecho. Así podrás saber que uñas tienen más tiempo de secado y en orden puedes aplicar una segunda capa para que quede más acabado el esmalte, retira el exceso de esmalte de las orillas de las uñas poniendo un poquito de algodón en la parte con punta del palito de naranja, agrega un poquito de esmalte y elimina así cualquier exceso.

Si quieres que este trabajo dure más tiempo, coloca en las noches crema humectante en el contorno de tus pies.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies