Cómo hacerse masajes en el cuello

La mala posición a la hora de sentarse, el estrés y tantos otros factores hacen que todas las tensiones se acumulen en nuestras cervicales. Si no desea ir a una masajista o no encuentra a alguien con la voluntad de hacerle masajes, en este artículo verá lo sencillo que es darse masajes usted mismo.

masajes

Cómo hacer masajes en el cuello

Empezaremos estirando nuestras cervicales para que la zona se relaje. Una forma de estirar las cervicales es: inspirar profundo llevando los hombros hacia atrás, luego espirar con la cabeza flexionada y curvar la espalda hacia atrás mirando levemente hacia abajo. Una vez que la zona se encuentra preparada, pondremos en nuestras manos aceite o crema y las frotaremos entre sí para calentar el producto que vayamos a utilizar.

Listos los preparativos, empezaremos con los masajes: pondremos nuestras manos al costado de la columna en forma de “L” paralelo a nuestros hombros, con los dedos mirando hacia nuestra columna vertebral. Usaremos la punta de nuestros dedos para masajear circularmente de arriba hacia abajo, desde la base de nuestra cabeza hacia nuestros hombros. Luego, haremos una presión sobre nuestro cuello empujando nuestra piel hacia arriba con la yema de nuestros dedos, partiendo de la base del cuello.

Esto debe realizarse 3 veces, con una duración aproximada de diez segundos por vez. Antes de concluir, volveremos a masajear circularmente desde la zona central de nuestro cuello hacia la zona cercana a nuestros oídos. Finalmente, pasaremos las yemas de nuestros dedos suavemente sobre nuestro cuello y así terminaremos ¡A liberar tensiones!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR