Cómo sacarle el máximo beneficio a nuestro coche

El coche es una herramienta necesaria que se ha convertido en nuestro salvavidas del día a día. En una sociedad donde el tiempo es oro, podernos desplazar cómodamente de un lugar a otro sin depender de terceros es un auténtico lujo necesario, pero también es una fuente de gasto continuo. ¿Qué hacemos cuando queremos reducir gastos pero no queremos prescindir de nuestro mejor aliado para el transporte?

 Cómo sacarle el máximo beneficio a nuestro coche

Imagen: cochego

Usar el coche como fuente de financiación

Quien tiene una hipoteca bien sabe que el dineral que mes a mes aporta para este fin, puede ser recuperable en cierta manera usando la vivienda como garantía para préstamos. No es para menos: una propiedad en la que estás invirtiendo dinero mes a mes, cuanto menos debe estar a tu disposición como valor rentabilizable más allá de su uso. ¿Por qué no aplicar la misma fórmula para tu coche?

Un desembolso de 10.000-20.000 euros de media que cuesta un vehículo no debe ser considerado como un gasto menor. Por ello, debería servir a la perfección como garantía en el caso de que queramos obtener una financiación para lo que poner en garantía nuestra vivienda resultaría exagerado.

Este es el planteamiento desde el que parte CocheGO, empresa que te da dinero por tu coche y por la cual puedes obtener hasta 15.000 euros pero lo más importante: tal como planteábamos al comienzo del artículo, sin tener que prescindir de tu querido vehículo, pudiéndolo usar en todo momento mientras dure el préstamo.

Fomentar el uso de vehículos de empresa

¿Para qué usamos en la gran mayoría de los casos nuestro coche? Seguramente la primera respuesta y el uso del que más nos costaría prescindir sería para poder acudir a nuestro puesto de trabajo, donde incluso en ocasiones, también nos tenemos que desplazar por motivos de empresa en la propia jornada laboral.

¿Por qué no, por tanto, poder disponer de un vehículo de empresa? Si somos una PYME o autónomos no tenemos por qué ligar el uso de nuestro coche personal como coche de empresa. ¿Supone un gasto extra? No si nos acogemos a ayudas, lo desgravamos, obtenemos también financiación por él mediante CocheGO, que también sirve para empresas etc.

Si no somos una PYME o autónomos y por tanto, dependemos de que nuestra empresa decida concedernos un vehículo de empresa, se pueden exponer las mismas razones a nuestros superiores, añadiendo como pros los beneficios de imagen que una flota propia de coches da a una empresa competitiva y los posibles usos como soporte publicitario, añadiendo los colores y rasgos significativos de cada marca y convirtiéndolo en un anuncio móvil y visible para el público incluso aparcado.

En definitiva, consiste en que todo desembolso importante, y el del coche lo es, sea amortizable lo máximo posible y no tener la sensación de que pierde valor día tras día. Para ello tener fórmulas alternativas y planes a mano por los cuales podamos obtener dinero, puede ser la solución para aquellos momentos en los que no nos cuadren las cuentas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR