Cómo utilizar la parafina en la belleza

Luego de haberse hecho un tratamiento utilizando la parafina en la piel queda increíblemente suave, los resultados que puedes obtener por medio de ella serán inmediatos, podrás sentirlos y verlos. Media vez te hagas un tratamiento con parafina te terminaras convirtiendo en fanática de ella.

La parafina no es complicada de utilizar, lo que ofrece es una humectación profunda de la piel, esto se debe al aumento de flujo de sangre que produce en el área que se está tratando. La humedad que se encuentra en las capas más profundas que tiene la piel, se expande hacia las capas más superiores de la misma, gracias a la parafina la humedad que tiene la piel no se evapora, sino que se va nuevamente hacia las capas más profundas que tiene la piel logrando hidratarla, rejuvenecerla y por supuesto alimentarla.

La parafina generalmente se utiliza en mascarillas para el rostro, pero también se puede utilizar en casos de tratamientos para el cuerpo y para las manos y pies.

¿Cómo utilizar la parafina en la belleza?

Forma de utilizarla de la parafina en la piel

Se debe de calentar la parafina hasta que se derrita, generalmente en los salones de belleza tienen un aparato especial que la derrite y no la hace sobrepasarse de la temperatura necesaria, incluso hay aparatos que se pueden utilizar en la casa. Las personas a veces la derretían utilizando el baño maría. Esta la puedes comprar en tiendas donde vendan productos para hacer manualidades.

Debes de derretir la parafina de forma que este caliente pero no queme.

Como tratar la parafina

Primero debes de limpiar el área en la que vas a hacerte el tratamiento con parafina, ahora aplica alguna crema humectante, ahora procede a sumergir la parte que quieres tratar en la parafina, debes hacerlo muy despacio, si es una área imposible de sumergir, utiliza una brocha para aplicarla. Si la aplicas en las manos debes de proceder a separar los dedos, todo dependerá del espesor de la capa que estas echándote.

Ahora cubre la parte que te estas tratando utilizando una bolsa de plástico, puedes ponerte toallas sobre el plástico para que se conserve caliente. La parafina tendrá que quedarse hasta que se enfríe completamente. No debes de moverte mientras te estás haciendo este tratamiento ya que si se quiebra el efecto que tiene no se completara. Ahora solamente deberás de retirar toda la parafina y tirarla o guardarla para un próximo uso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR