Consejos para realizar tu primer súper

Haz tomado la decisión de independizarte de tus padres e iniciar tu nueva vida solo, o tuviste que salir de tu ciudad para realizar tus estudios universitarios, o te casaste y de ahora en adelante te toca hacer las compras en el súper y no tienes ni idea de que debes comprar, todo esto es un reto para ti, algo nuevo, es como todo una aventura, pues debes de tomar tus propias decisiones, administrar el dinero, no gastar de más en cosas que a veces no son necesarias, y tener tu despensa que rinda para tus comidas, los productos de uso diario para limpieza de la casa y ropa, los productos de uso personal y más, por eso en esta ocasión te vamos a dar unos consejos para realizar tu primer súper.

super

¿Cómo realizar tu primer súper?

Lo primero que tienes que hacer es analizar tu situación, es decir, revisar tus finanzas y lo que necesitas, ver con cuánto dinero cuentas, luego conoce tu nueva casa, y ve registrando en papel lo que veas que necesitas, no te limites, pues el que lo pongas en papel no significa que lo vas a comprar todo en una sola ocasión, pero tendrás una idea más clara de todo lo que te hace falta.

Una forma más fácil es agrupar las necesidades por habitación o por el tipo de uso, por ejemplo, en el baño observa, si tienes papel de baño, bote de basura, toallas, jabón, shampoo, pastillas desodorantes para el escusado, cepillo para lavar el escusado, productos de limpieza, etc., y así ve haciéndolo con cada habitación de la casa.

Luego elabora una lista por prioridades, una vez que tengas anotado todo lo que necesitas para tu casa, ordénalas por prioridades, un ejemplo sería básicas, mediano plazo y largo plazo, en las básicas entrarían cosas que usas diario y que no podrías estar mucho tiempo sin ellas como el papel de baño, shampoo o la comida, en mediano plazo entrarían las que se pueden sustituir de otra manera como los botes de basura que se pueden sustituir por bolsas momentáneamente, o la vajilla por vasos, platos y cucharas desechables, en largo plazo entrarían los muebles que necesitas para tu hogar, que puedas ir comprando poco a poco.

No olvides incluir artículos de limpieza en tu lista de prioridades, como lo son escoba, trapeador, líquidos limpiadores, cepillos, telas absorbentes para limpiar, desengrasantes de cocina, aceite para madera, en fin todo lo que necesites para la limpieza de tu casa, en las básicas deja lo que más te urge en ese momento, deja para después los desengrasantes y el aceite para madera.

En cuanto a alimentos, compra los que se puedan preparar fácilmente y con pocos utensilios de cocina, ya que los primeros días te va a costar trabajo adaptarte a tus horarios y rutinas y no tendrás mucho tiempo para cocinar, por ejemplo ingredientes para sándwiches, sopas, quesadillas y ensaladas, comida que vengan en sobre o lata te serán de mucha utilidad además de que tiene menos calorías que una hamburguesa de comida rápida, así que compra lo más práctico la primer semana, ya una vez que te hayas adaptado y tengas todo los utensilios y electrodomésticos que necesitas para preparar más platillos, pues haces diferentes compras.

Entre los primeros utensilios que puedes comprar es un buen sartén de teflón en donde puedas cocinar desde huevos hasta arroz, una palita de madera, toppers para que transportar tu comida, vasos, platos, cucharas, cuchillo, una jarra para agua, abrelatas, una olla para calentar agua, poco a poco iras haciéndote de tus utensilios y electrodomésticos necesarios para la cocina, de ser posible pídele algunos a tu mamá antes de mudarte.

Espero te sean de gran ayuda estos consejos y los pongas en práctica para que compres lo que necesitas y no hagas gastos en cosas innecesarias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR