Cómo hacer para evitar las uñas encarnadas en tus pies

Las uñas encarnadas son la consecuencia del mal cuidado de los pies por lo que a medida de lo posible debemos prestarle mucha atención, todos queremos caminar y correr sin que tengamos ningún impedimento y las uñas encarnadas son la fatalidad sobre todo para aquellas personas que deben caminar mucho, o tienen enfermedades como la diabetes, derivado de esto es conveniente aprender tanto del cuidado y limpieza de las uñas como de los cortes y mantenimiento de ellas.

Llegaron-las-unas-postizas-para-los-pies

Atención de la Uña

Cuando se vuelve constante, y no extraemos la uña de inmediato, es más complicado ya que no se podrá realizar en casa, será necesario acudir al médico especializado para que hagan el procedimiento adecuado, y si contamos con suerte será indoloro y necesitaremos antibióticos en crema y cuidados por una semana, pero en algunas ocasiones el procedimiento es doloroso y requiere de atención por los siguientes días, para evitarnos eso es preferible mantener el cuidado por nosotros mismos y reducir al máximo los episodios de uñas encarnadas.

La afección vuelve a reaparecer cuando no cuidamos y no estamos al pendiente de nuestras uñas, en casos extremos se puede extender desde el dedo hasta el hueso del pie, aparte de sentir dolor, una uña puede estar encarnada cuando alrededor de ella se encuentra hinchada y de color rojizo, algunas veces existe pus en el área, y la suciedad que crece dentro de la uña algunas veces complica la situación, cuando existe hongo también infecta la herida aún más provocando mal olor.

Causas

Existen diferentes causas que provocan las uñas encarnadas, el dedo gordo es el que tiende a encarnarse más fácilmente, entre las causas más comunes son el tipo de zapatos que utilizamos, los zapatos muy apretados o con una horma que ejerza presión en los dedos, provoca malestares, la forma en que nos cortamos las uñas, si se cortan las uñas muy pequeñas, crecerán en forma irregular que provocará el desvío hacia los bordes, y se intensifica con los zapatos, si hacemos un corte no tan pequeño pero limamos mucho los bordes de las uñas, también provocará un desvío al crecer.

Forma Correcta del corte

Una de las claves es el corte de la uña, ya que evitaremos el desvío en el crecimiento y que se pegue a la piel. Primero debes remojar tus pies en agua, si haces una rutina de limpieza que incluya lavado y exfoliado estará bien que inicies de esa manera, la idea de remojar los pies es para que la uña se ablande y sea mejor manejarla, con la ayuda de un corta uñas limpio y bien afilado corta la uña de manera recta casi cuadrada sobre el borde de la uña, sin redondear y que las puntas queden fuera de los bordes del dedo, lime la uña hasta tener la consistencia adecuada de manera que no le provoque ningún dolor.

Prevención

Deja crecer la uña de manera que salga completamente del dedo, de esa forma será más fácil el corte, nunca redondo, use zapatos que no le aprieten y busque hormas que no hagan presión en el dedo ni sobre la uña, evitar los zapatos con punta, cuando la afección es muy común es preferible evitar los zapatos muy altos, es necesario hacer la rutina de limpieza del pie frecuentemente, hidratarlos con cremas especiales, evitar calcetas y calcetines sintéticos que favorezcan el crecimiento de hongos, cuando este en casa utilice sandalias, mantenga sus pies siempre secos, antes de cortar sus uñas siempre desinfecte sus instrumentos, y sumerja sus pies en agua tibia, todo eso ayudará a evitar el tanto el mal aspecto como las uñas encarnadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies